martes, 26 de junio de 2007

SE COMIENZA A HABLAR DE LOS "REFUGIADOS CLIMÁTICOS"

ya van dos comentarios leidos en distintos medios relativos a los "refugiados climáticos". Confieso que el primero lo formuló nuestro amigo Alberto de Belaúnde (Perú) en su Blog "Real Politik" hace ya unos días (LEER). Alberto sostiene que "Entendemos por refugiado climático, la persona que se ve obligada a desplazarse de su lugar de origen por causa del cambio climático y de desastres naturales. En la actualidad, se calcula que el 60% de refugiados se debe a temas climáticos, y ya no a conflictos armados, como hasta hace una década.".

Por su parte, el ex vicepresidente de Estados Unidos Al Gore advirtió en su estadía en SANTA CRUZ DE TENERIFE. ayer, que el mundo ya vive de lleno "el periodo de las consecuencias" del cambio climático, que se manifiesta en el aumento de la sequía y del hambre en África, que a su vez produce la emigración de sus habitantes (leer en europasur.es). De allí que enfatiza con persistencia que las emisiones de dióxido de carbono a la atmósfera no son un problema político, sino "ético, moral y espiritual", en el que debe involucrarse una generación entera para resolver "la crisis más peligrosa de la historia de la humanidad". Todo indica que es así. En Chile han ocurrido fenómenos aislados, pero es notoria la alteración del clima. En Punta Arenas, otrora una ciudad "blanca" de nieve entre otoño e invierno, hoy se caracteriza por mayor pluviometría en desmedro de las tradicionales nevadas. En Italia, las olas de calor han causado enormes sobreconsumos de energía (para aire acondicionado), dadas las temperaturas que promedian los 45° centígrados,... en fin, las noticias son cada vez más explícitas y dramáticas, evidenciando que algo ocurre. No podemos dejas de actuar en forma personal, ni menos permitir la inacción de nuestros gobernantes, abandonando deberes que socialmente consideramos éticamente válidos y obligatorios. Debe exigirse acción inmediata, para lograr que se aplique cabalmente el principio "precautorio", no pudiendo aceptarse solo acciones preparatorias "ex post" ya que el daño será incuantificable.

Desde Punta Arenas, Chile: Sergio Praus

2 comentarios:

Cristina Mayorga-Derecho Ambiental UMAG.-2007 dijo...

Creo que evidentemente,el cambio climático es una realidad. Y sus causas, aunque muchos no lo quieran reconocer porque no les conviene, también son conocidas.
Lamentablemente, aquellos que no quieren verlo o se hacen los desentendidos, son quienes más dañan el medio ambiente y a la vez , los que más cosas pueden hacer por este. El cambio de las energías utilizadas hasta ahora, por otras no contaminantes debería ser una exigencia. Más que algo legal, debería nacer de los responsables. Pero es muy difícil que ello ocurra pronto, porque hay muchos intereses en juego, frente a los cuales muy pocos están dispuestos a ceder. No obstante, se han comentado ciertos casos ultimamente, que si bien, no están en directa relación con los grandes agentes contaminantes del mundo, sí pueden constituir la mitad de un grano de arena en el camino hacia la solución. Por ejemplo, la cada vez mayor utilización de energía solar para diversas necesidades , y más de una voz alzada en pro de nuestro planeta. Ojalá las personas que más pueden influir en el detenimiento o reversibilidad del fenómeno climático tomen conciencia pronto, y no sólo cuando vean afectados sus propios intereses.

Alberto de Belaunde dijo...

Recordemos que la ACNUR y en general el derecho internacional se refieren a los refugiados como humanos perseguidos por otros humanos (por razones diversas). Lo interesante de la figura del refugiado climático es que obliga a revisar la figura del refugiado que hemos venido manejando hasta el día de hoy.