viernes, 31 de agosto de 2007

"NECESIDADES INNECESARIAS": LA TIERRA SE CANSÓ DE NO SER CONSIDERADA

Por María Paz Bahamondes
Alumna Curso Derecho Ambiental 2007
Universidad de Magallanes

Punta Arenas
________________________________


El programa de entrevistas “Una nueva belleza”, conducido por Cristián Warnken, (Canal 13 Cable) debutó en su segunda temporada con una conversación con el ambientalista chileno Juan Pablo Orrego. Y acerca de aquella conversación me gustaría compartir algunas reflexiones. Orrego explicó el cambio que experimentó en su vida conocer las “culturas indígenas” invitándonos a tener una actitud parecida a lo que él denomina los “arraigados”, es decir los indígenas de nuestro continente, quienes culturalmente asumen que la tierra y sus recursos no están a su disposición y deben usarlos con prudencia.

En nuestra cultura “occidental” y “moderna, muchas personas han creído y siguen creyendo lo contrario, creándose necesidades y acumulando riquezas que provienen de materias primas extraídas de la naturaleza, sin darle a tiempo de recepcionar al impacto y reponerse (resiliencia).
Consecuentemente, por más que se intenten directrices políticas y cambios estructurales en el seno del Estado dirigidos a incorporar lo ambiental al desarrollo, su fin no podrá verse reflejado en forma optima, si no se complementa con una necesaria reflexión y acciones provenientes de “cada individuo”, por ejemplo, dejando de crearse necesidades “sofisticadas” creyendo que son imprescindibles. Este es un cambio individual interno, de seres pensantes e inteligentes, sin que pueda pretenderse que es el Estado exclusivamente quien debe fomentar e instruir tal cultura.
La tierra “nos está pasando la cuenta” y esta “reacción” es un efecto obvio de una “acción”, …… “nuestra acción”, que ha sido depredadora, creyendo que todo está a nuestra disposición sin límites, haciendo de nuestro planeta un lugar cada vez más inhóspito en vez de cuidarlo como nuestro hogar, dando satisfacción “racional” a nuestras necesidades, como un espacio para satisfacernos, escucharnos, comprendernos. La Tierra se cansó de no ser considerada y no ser entendida.
Lo ambiental y lo económico pueden ir de la mano, naciendo de esta combinación lo que se ha denominado “desarrollo sustentable”. Pero lo ambiental y el “consumismo” dudo que puedan complementarse. Invito a todos quienes estas líneas a reflexionar sobre cuales son nuestras “reales” necesidades. El bienestar humano es integrado,….hagamos de lo espiritual, cultural y ecológico una sola trenza, en la cual cada uno debe constituir una hebra.


1 comentario:

Carlos Mata dijo...

Hoy tendremos la suerte de escuchar a Juan Pablo Orrego en Zaragoza (Aragón).